La AFA anunció la creación de la Liga Profesional de Fútbol Femenino, comenzando a saldar una histórica deuda con las trabajadoras deportivas. Tras el anuncio, las jugadoras del Club Luján expresaron sus sensaciones a Ladran Sancho.

Este sábado fue un día histórico para el fútbol femenino argentino, ya que la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) asumió la puesta en marcha de varios dispositivos que apuntan a profesionalizar y mejorar la práctica deportiva de las mujeres.

El anuncio de la AFA contempla que a partir de la próxima temporada (2019-2020) las jugadoras ingresarán al Convenio Colectivo de Trabajo, tal como sucede con los varones de las primeras tres categorías de fútbol. Por ahora sólo alcanzará a los 16 equipos que conforman la primera división A, aunque se apuesta a extenderlo a las demás categorías.

En nuestra ciudad, el equipo femenino del Club Luján que miilita en la división B, se hizo carne de la demanda de la profesionalización del fútbol femenino; y aunque momentáneamente no recibirá beneficios directos tras los anuncios de la AFA, se mostraron esperanzadas con la nueva era para el fut-fem.

“Las sensaciones están un poco mezcladas porque estamos muy contentas por el anuncio y el apoyo que se le va a dar a los clubes de primera división A de la AFA. Justamente porque nosotras estamos en la B, nos sentimos un poco desligadas de ese anuncio, aunque apostamos a que pronto llegue el apoyo a las categorías menores. Eso es importante porque nos es muy difícil sostener el fútbol femenino en las condiciones actuales”, expresó la capitana Vanesa Krauth.

Sororas en el juego. El plantel lujanero junto al de Gimnasia y Esgrima de La Plata, pidiendo el #FútbolFemeninoProfesional

En noviembre de 2017 la selección mayor femenina decidió hacer un paro y dejar de jugar y entrenar por tiempo indeterminado, tras estar dos años sin competir ni tener entrenador; sumado a la falta de pago de viáticos, de indumentaria e infraestructura para entrenamientos. Esto marcó fuertemente el comienzo de una lucha que este sábado tuvo su primera victoria.

“Esto viene desde que la selección mayor de mujeres manifestó una queja en la que indicaron que no les pagaban viáticos, no tenían infraestructura ni materiales. Estaban a la deriva. A eso se sumaron muchos clubes de las distintas categorías. Después de las declaraciones de Maca Sánchez (la jugadora de la UAI Urquiza que demandó al club y a la AFA por despedirla injustificadamente), se dio una explosión que generó esta revolución. Porque ella se animó a decir públicamente lo que muchas pensábamos pero no exponíamos”, admitió la capitana del Club Luján.

En ese sentido desde el plantel local evidenciaron que este cambio “lo venimos militando y luchando desde siempre y en el día a día. Lo que pedimos respecto al fútbol femenino profesional no es que nos paguen un salario por jugar, sino que el club se haga cargo de costear todo lo que implican los gastos del fútbol femenino, desde los viáticos, el pago al cuerpo técnico, destinar y respetar días y horarios específicos para entrenar, que tengamos materiales de entrenamiento, indumentaria, etc. Nosotras, puntualmente lo que pedimos bajo la consigna #FútbolFemeninoProfesional es que podamos entrenar en condiciones adecuadas”, sostuvieron.

Juntas por la profesionalización. Las jugadoras del Club Luján, junto las de Banfield.

Mientras la profesionalización no alcance al resto de los equipos que están por fuera de la primera división -como el Club Luján- la AFA también confirmó la creación de la copa “Fútbol en Evolución”, un torneo similar a la Copa Argentina donde participan equipos masculinos de todas las categorías. Aún no está definida la fecha pero contará con la participación de las jugadoras lujaneras.

Para que se comprenda la situación actual, las jugadoras del Club Luján -por ejemplo- sostienen sus entrenamientos y la participación en la liga de AFA gracias a la autogestión. Para eso, en cada uno de los partidos locales de la primera de varones del club, las mujeres se hacen cargo de la cantina. Lo que recaudan lo utilizan para los diferentes gastos que tienen tanto para entrenar como para competir.

Los recientes cambios anunciados por la entidad mayor del fútbol argentino, sin dudas abren una nueva etapa para la versión femenina del deporte más popular del país. Para las trabajadoras/jugadoras del club de nuestra ciudad, el viento de cola de la renovación comunicada por la AFA probablemente se sienta en los próximos años, donde las chicas del fut-fem esperan ser parte de esta revolución que no es de los directores de la AFA, es de ellas, las pibas.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre