Durante la tarde del sábado se realizó la primera apostasía colectiva en Luján, organizada por el grupo de Varones Antipatriarcales. El trámite propone renunciar a la iglesia mediante una desafiliación. Ante la buena recepción, continuarán realizando nuevos encuentros.

Nuestra ciudad no escapa a los movimientos y demandas sociales que se dan a nivel nacional y que forman parte de movimiento amplio que propone la separación Iglesia del Estado. Por eso esta tarde en el parque San Martín, los Varones Antipatriarcales decidieron darle cauce a la primera apostasía colectiva de Luján, invitando a que los ciudadanos puedan renunciar a la Iglesia mediante una solicitud para que se borren los datos que posee la institución.

“La apostasía tiene que ver con que la iglesia borre tus datos bautismales de sus registros, por lo que hoy hacemos el ofrecimiento para que realicen una carta con la que se lleva adelante el trámite. Allí constan los datos del o la que quiera apostatar y la llevamos a Mercedes, para que la Arquidiócesis borre los datos y responda que la persona ya no es considerada dentro de la fe católica. Asimismo, la Arquidiócesis debe comunicarse con la parroquia donde fue bautizada la persona para que borre de dichos registros la información bautismales”, explicó Maximiliano.

En Argentina varias personas ya hicieron su trámite de apostasía y Luján se sumó mediante la propuesta de los antipatriarcales. La ola se desató a partir de la última votación sobre el aborto que se dio en el Senado y el consiguiente rechazo del congreso a la legalización de la propuesta que viene siendo presentada hace años.

Desde aquellos días miles de bautizados sentaron una postura crítica respecto a la relación Iglesia-Estado y a los niveles de injerencia que debería tener por lo que se sumaron a las filas que proponían el trámite para renunciar al catolicismo. En cifras, y según la Coalición Argentina por el Estado Laico, solamente en agosto se recogieron 4500 peticiones de renuncia.

Mientras tanto en Luján el parque San Martín exhibió una escenografía ataviada con los segundos pañuelos más famosos luego del verde, los naranjas que identifican a la Campaña Nacional por la separación de la Iglesia y el Estado, más un stand donde se puede concretar el trámite. Allí se ofrecieron las herramientas para darse de baja de la institución católica.

Desde el Colectivo Varones Antipatriarcales reconocieron que “es algo que pasa en varios lugares y  también se hablaba dentro de la agrupación, porque lo íbamos a hacer individualmente pero consideramos que lo mejor era ofrecer colectivamente para que todos aquellos que quieran, para las personas que no conozcan el mecanismo. Desde acá se puede dar una mano y es lo que nos pareció importante aportar”.

Al compás de lo que se observa en distintas ciudades, la propuesta suma adeptos: “La recepción está siendo buena, tanto personalmente como en las redes sociales, queriendo saber básicamente qué papeles había que traer, por lo tanto estamos haciendo esta jornada pero al mismo tiempo evaluamos continuarla en próximos fines de semana”, informaron quienes impulsan la actividad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre