Foto: Julieta Brancatto

El Banco Central prorrogó por 30 días el congelamiento de las cuotas para los deudores hipotecarios UVA. Al mismo tiempo confirmó la creación de una comisión para evaluar las consecuencias sociales y económicas del sistema.

El Gobierno Nacional extendió por 30 días el congelamiento de las cuotas de los créditos hipotecarios Unidad de Valor Adquisitivo (UVA). La medida había sido dispuesta en agosto por la anterior gestión junto con un conjunto de medidas económicas para reponerse de la derrota electoral de las P.A.S.O y en medio de una megadevaluación.

El beneficio tenía fecha de vencimiento el 31 de diciembre, e implicaba el mantenimiento de la cuota al valor de agosto 2019. La medida fue dispuesta en conjunto entre el Banco Central y el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación Argentina, y se extenderá durante todo el mes de enero de 2020.

Esta medida beneficia a aquellas personas que accedieron a su única vivienda por un valor de compra inferior a las 140.000 UVA al momento del otorgamiento del crédito. El valor UVA es una medida que equivale a la milésima parte del costo promedio de construcción de un metro cuadrado de vivienda.


La Unidad de Valor Adquisitivo aumentó 227 por ciento durante el gobierno de Cambiemos. Al 31 de marzo del 2017, a un año de los primeros préstamos otorgados, la variación de la UVA fue del 28,47 por ciento. Durante el segundo año del programa, entre de marzo 2017 y marzo de 2018, el proceso inflacionario arrojó un aumento del 25,27 por ciento. Ya en el tercer período, entre marzo de 2018 y 2019, la UVA se incrementó en un 50,25 por ciento.

Más allá del incremento constante de las cuotas, el problema mayor está en el incremento del saldo de capital adeudado. Una vecina de Luján comentó que al iniciar el crédito en noviembre de 2017 el capital adeudado era de 1.150.000 pesos. Después de 19 cuotas pagas el saldo de capital adeudado ascendía a la suma de 2.093.618 pesos.

Una solución de fondo

La Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva destinó dos artículos para resolver el problema de los deudores de créditos UVA. En el artículo 56, establece que el Banco Central realizará una “evaluación sobre el desempeño y las consecuencias del sistema de préstamos UVA para la adquisición de viviendas”. Y buscará un mecanismo para reducir sus efectos negativos atendiendo al “criterio del esfuerzo compartido entre acreedor y deudor”.

En el articulo 60 estableció que «se conformará una comisión para evaluar el desempeño y las consecuencias del sistema de préstamos ajustables por UVA para la adquisición de viviendas, sus consecuencias sociales y económicas, atendiendo al criterio del esfuerzo compartido entre acreedor y deudor».

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí