El Canario perdió 1 a 0 en el Bajo Flores ante Deportivo Riestra y dejó atrás la racha de cinco partidos sin derrotas, pese al buen partido que jugó. En un partido muy parejo, al equipo de pancho Martínez le siguen faltando los goles.

El Canario no pudo con el poderío de Deportivo Riestra y cayó por 1 a 0, en la tarde lluviosa del domingo, ante el equipo del Bajo Flores. Pese a tener situaciones muy claras en el primer tiempo a Flandria le sigue faltando quien la emboque y, en la segunda parte, pagó ante el buen ataque del elenco blanquinegro.

En la previa se esperaba un encuentro de estas características, con jugadores de buen pie, de buen manejo de pelota y con la premisa de querer salir jugando. Por un lado un Flandria en búsqueda de su mejor cara, con jugadores de cualidades interesantes y de buen fútbol, aunque por el otro encontramos a un Riestra que mantuvo la base de B Nacional, marcha puntero del torneo y es el más goleador.

Y así comenzó el partido, golpe por golpe, hasta que Flandria se decidió a tomar la pelota y ser el encargado de proponer, ante un Riestra que esperaba, con jugadores muy rápidos para el contragolpe. Ya desde el comienzo el Canario comenzaba a generar situaciones, esta con un gran remate de Martín Minadevino desde afuera del área, que hizo revolcar a Morel, quien se esforzó para mandar la pelota al tiro de esquina.

En un terreno de juego rapidísimo, ya que se había podado minutos antes del arranque de partido, sumado a la lluvia que comenzó a caer minutos después del inicio, por momentos la pelota se hacía incontrolable, aunque estaba a placer de los extremos del elenco del Bajo, que se relamían en cada contra en su favor.

Sin embargo se los notó muy firmes a Diego Sosa y Juan Cruz Randazzo en la marca, al igual que a Dante Álvarez y a Camacho a la hora de retroceder. Justamente Sosa, el gran central del canario, iba a tener una de las chances más claras del primer tiempo, luego de un centro de Minadevino desde una pelota parada, que cayó pasado en forma de centro y el defensor Canario cabeceó por encima del travesaño.

Flandria era mucho más que el dueño de casa, tenía la pelota, desactivaba muy bien las contras, pero chocaba con los dos centrales del equipo blanquinegro que parecían gigantes. Sin embargo no iba a permitir que Riestra lo sorprendiera, con tan solo una jugada de peligro en el primer tiempo para el elenco que dirige Leonardo Ragazzo, luego de un tiro libre en la puerta del área que dio en la nutrida barrera.

Se terminaba el primer tiempo con un Flandria superior en el balance, aunque nuevamente sin poder aprovechar los momentos en el partido. El elenco de Jáuregui terminó la primera etapa con Minadevino, Randazzo y Javier Martínez amonestados, ante un árbitro permisivo para el local y muy estricto ante las faltas del Canario. Es por eso que Martínez terminó muy enojado con Américo Monsalvo, el encargado de impartir justicia.

Ya en la segunda mitad el equipo del Bajo Flores mejoró en su juego y salió a disputar el partido de otra manera, más decidido y le permitió mucho menos al Canario, aunque se las rebuscaba para llegar. Con la primera llegada a fondo Riestra comenzaba a complicar al elenco de Jáuregui, pero Sosa pudo despejar con lo justo y evitar que el elenco local se ponga en ventaja.

A los 10 minutos del complemento Mauro Ruggiero iba a sacar una pelota de otro partido, tras un cabezazo en el área chica, y mandaba la pelota al corner. En la jugada siguiente el jugador más peligroso de Riestra Gonzalo Bravo iba a tomar el revote y definió cruzado tras la salida de Ruggiero, para poner en ventaja al elenco del Bajo.

Tras el gol al equipo de Jáuregui le costó todo aún más y Riestra se dedicó a esperar y tratar de aprovechar las contras, por los espacios que dejaba Flandria, en pos de ir a buscar el empate. Con el ingreso de Víctor Rodríguez el Canario recupero un poco de peligrosidad por la banda derecha, aunque llegaba al fondo y se quedaba sin nadie en el área para poder tirarle un centro.

Con el desgarro de Esteban Ciaccheri nuevamente pancho prefirió mantener el esquema, sin referente de área, pese a tener a Pedro Sosa en el banco. Javier Martínez perdió siempre ante los centrales de Riestra y así Flandria dejó pasar un nuevo partido.

Hata el final el Canario lo iba a buscar pero Riestra se quedó con el partido, sigue invicto y es el único líder de la primera B Metropolitana. El próximo jueves el canario tendrá revancha, cuando reciba en el Carlos V desde las 15.30 a Acassuso, otro de los invictos de la categoría.

Formación: Mauro Ruggiero; Andrés Camacho, Diego Sosa, Juan Cruz Randazzo, Dante Álvarez; Sebastián Mayorga, Alan Giménez, Martín Minadevino, Matías Nouet; Nicolás Rinaldi y Javier Martínez. DT: José María Martínez.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí