24.2 C
Luján
miércoles, 21 abril 2021

Alberto Lazo: «Los casos están dentro de lo esperado»

El Director de la colonia Montes de Oca comenta cómo se encuentra la situación en la institución, donde se confirmaron este sábado seis nuevos positivos de Covid-19. El profesional de la salud explica los protocolos que están realizando, habla de la articulación con el municipio y opina sobre las medidas adoptadas en el plano local.

Este viernes confirmaron en Luján cuatro nuevos casos de Covid-19, de los cuales tres provienen de la Colonia Montes de Oca de la localidad de Torres. El jueves también habían informado de dos positivos en el nosocomio, tras el resultado de un paciente y de una médica de Moreno, que trabaja en la institución sanitaria.

La alarma se encendió este sábado, cuando los resultados de los hisopados arrojaron seis nuevos casos positivos de Coronavirus. El registro corresponde a tres pacientes de la colonia y tres trabajadores de salud, quienes se encuentran en aislamiento domiciliario. Cabe remarcar que todos se encuentran sin complicaciones en su estado de salud.

Ante los casos que han ido en aumento en los últimos días en el hospital de Torres, Alberto Lazo, director de la Colonia Montes de Oca, cuenta cómo es la situación y explica las medidas sanitarias y de prevención tomadas, teniendo en cuenta que muchos laburantes prestan servicio en ambos lados. Además Lazo comenta cómo ve el panorama en Luján y la articulación realizada desde el hospital con el municipio.

La Colonia Montes de Oca es frecuentada por unas 1300 personas, entre pacientes con diferentes patologías mentales y empleados, no solo de Luján sino que de diferentes localidades vecinas. Con el último parte oficial, el hospital registra doce casos positivos hasta el momento, de los cuales seis son personal de salud, cinco son pacientes y una es trabajadora de limpieza perteneciente a una empresa tercerizada, que presta servicios dentro del nosocomio.

—¿Cómo está accionando la colonia ante la pandemia?

—Desde el primero de abril se conformó un comité de emergencia, se aisló la colonia según el protocolo que se utiliza para este tipo de hospitales, por lo cuál toda la atención ambulatoria se trasladó al exterior. Solamente se empezó a manejar con atención del paciente internado. A partir de ahí se comenzó a adecuar y reducir todo el personal posible, que no cumplieran tareas esenciales. Están trabajando a distancia, sobre todo el área administrativa y áreas que tienen que ver con pacientes ambulatorios.

—¿Qué tipo de cuidados tiene el personal que sigue trabajando?

—Se generaron campañas de capacitación para todo el personal que tiene contacto con pacientes. Se agregaron dispositivos de desinfección desde la entrada, con la empresa de limpieza en los sectores de internación y tuvimos que salir a proveer de productos de protección, barbijos, máscaras y guantes. El personal pasa por un área de ingreso en donde lo evaluamos que no tengan síntomas, se le toma la temperatura, se les hace unas preguntas y a partir de ahí, después de esas observaciones, se lo dispone a trabajar en el sector que corresponda.

—¿Por qué la aparición de tantos casos en los últimos días, teniendo en cuenta que siguen protocolos estrictos?

—Era dentro de lo esperado. Lo que se trata es de que la curva de contagio sea lo más lenta posible. Lo que pasó fue que el primer positivo fue una enfermera que trabaja en el hospital de Luján y que contagió al marido, que trabaja como enfermero acá. A partir de ahí, creemos que por la cercanía, aparecen positivos dos pacientes en el lugar donde estaba esta persona.

—¿Cómo evalúa las medidas que se están tomando a nivel regional y local?

—Nosotros creemos que las medidas son buenas, más allá que nosotros estamos en una burbuja específica y acatamos lo que defina nuestra entidad madre, que es el Ministerio de Salud y la Dirección de Salud Mental, por ser un hospital monovalente. Nosotros tenemos nuestro propio protocolo dentro de la colonia. Obviamente que interactuamos a nivel local. Tenemos un comité ampliado con la secretaría de salud de Luján y con el otro hospital monovalente de Open Door, que es provincial. Permanentemente estamos reuniéndonos y compartiendo información porque muchos empleados trabajan en los dos lados. En el caso de los que también trabajan en Open Door, dividimos el personal. Los que tenían doble empleo, la mitad quedó allá y la otra mitad acá. De esa manera evitamos circulación entre un hospital y el otro.

Foto: Prensa Municipal.

—¿Cómo ve la estrategia del municipio de Luján?

—Creemos que se está trabajando bien. A Luján le están dando bien los números. Vos pensá que Luján alberga la población de camas casi más grande de la provincia, con Open Door y nosotros y hay pocos casos.

—¿A qué escenario vamos y para qué nos tenemos que preparar?

—Es muy impredecible porque uno mira y cada país y cada región ha hecho su propio camino. Uno busca otros modelos parecidos al nuestro, pero nunca son los mismos. Si esto es un escenario de pocos casos todos los días, probablemente se prolongue en el tiempo. Si esto se acelera, el problema es ver si que el sistema de salud pueda responder. Cuando uno tiene una curva más aplanada, siempre el sistema de salud puede responder mejor. Son escenarios que uno evalúa. De todas maneras, es muy difícil predecir.

—¿Cómo manejan la situación en la colonia, teniendo en cuenta la patología de los pacientes con los que tratan?

—Son pacientes que son dependientes de nosotros. Tienen incapacidades severas y retrasos muy profundos. Son muy pocos los que acceden a usar barbijo, el contacto, la distancia. Es difícil manejar este tipo de pacientes. Esto magnifica porque ellos les interesa que los saquen los profesores, las tareas terapéuticas que hacen y al estar aislados, se hace muy difícil que entiendan. Son como un chico.

—¿Qué recomienda para aquellas personas que tienen que seguir trabajando, que están exceptuadas y tienen que salir de sus casas?

—La recomendación esencial es ajustarse a los protocolos independientes de la actividad que haga. Se entiende que el que no está entrenado a usar tapa bocas o barbijo es difícil, pero es lo que hoy nos defiende de no contagiarnos o contagiarnos con inóculos chicos, que no es lo mismo a aspirar un inóculo grande. Después mantener la distancia, lavarse las manos.

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

3,122FansMe gusta
3,357SeguidoresSeguir
709SeguidoresSeguir
1,008SeguidoresSeguir
133SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.