Foto: Julieta Brancatto

El transporte público volvió a ser noticia tras los reclamos de las cámaras empresariales por la falta de compensación de la tarifa. Alberto Barba, presidente de Transportes 11 de Junio, dialogó con Ladran Sancho sobre la crisis que atraviesa el sector.

El alerta se encendió cuando las cuatro entidades nacionales que nuclean al transporte de pasajeros decidió suspender los servicios los días domingos y feriados. Lo que se escondía tras la medida de fuerza era un reclamo de meses que no fue oído por el gobierno nacional.

La compensación que reciben las empresas de transporte por parte del Estado quedó en un dólar a 37 pesos. A la falta de actualización de los subsidios se le suma la dolarización de la mayoría de los costos y la decisión política de subsidiar por pasajero transportado.

La crisis del sector lleva a las empresas a tomar medidas para sobrevivir pero que afectan fuertemente la calidad del servicio. Desde no renovar las unidades, o comprar unidades usadas, hasta recortar servicios y horarios.

En medio de esa situación, Alberto Barba cuenta la realidad de la empresa 11 de junio. La sociedad anónima que se creó con los laburantes que sobrevivieron a la crisis del 2001 y que dejó a Luján sin colectivos por la quiebra de las empresas que operaban en nuestra ciudad y que paso de juntar las monedas para echarle nafta a los colectivos en medio de un recorrido a absorber las 4 lineas que hoy funcionan en Luján más un servicio interurbano tras el retiro de La Flor de Luján en el recorrido entre Luján y Mercedes.

-¿Cuál es el reclamo que vienen llevando adelante las cámaras del transporte?

-En principio, no hay cambios de los montos de compensación y un incumplimiento en el compromiso de actualizarlos. Tenemos una compensación por pasajero transportado. Este gobierno sacó una resolución que las compensaciones son 100 por ciento por demanda. Al principio era de un 60 por ciento y ahora es al 100. Ellos compensan la diferencia que existe entre lo que ellos determinan como el valor del pasaje y lo que realmente paga el usuario. Ahí radica el mayor problema porque hoy están tomando los costos a un dólar a 37 pesos. Cualquiera se puede dar cuenta que es algo irreal.

-Por ahora la medida de las cámaras queda sin efecto, ¿a qué se debe?

-Las cámaras realizaron el anuncio de la medida que terminó en una reunión convocada por el secretario de Transporte y en el que se llegó a un principio de acuerdo. Se comprometieron a solucionar dos o tres puntos que veníamos reclamando. Ahora estamos a la espera que se cumpla ese acuerdo. La medida está suspendida pero el conflicto está latente.

Los colectivos son un servicio clave para conectar localidades, barrios y la ciudad cabecera. Foto: Victoria Nordenstahl

-¿Cómo impacta la compensación por pasajero transportado en los recorridos menos rentables?

-Lo que provoca es que un recorrido no sea rentable directamente. Acá tenemos la prueba con lo que sucedió con la Flor de Luján que abandonó el servicio porque invocó que no era rentable. Las empresas más chicas o los recorridos que tienen menos caudal de pasajeros son los menos rentables. A veces no es público, pero no es sólo la Flor de Luján, hay empresas que han recortado o abandonado servicios porque no hay manera de seguir operando.

-11 de junio si bien está complicada económicamente, pudo absorber otras lineas ante el cierre de las mismas. ¿Cuál es la situación de la empresa?

-Creo que lo que diferencia a la 11 de junio de otras empresas es que trabajamos muchas veces sin llevarnos un peso. Somos los ex chóferes de las lineas que habíamos quedado sin trabajo y Luján sin transporte por la crisis del 2001. Hace 17 años que nos hicimos cargo. Pudimos subsistir a las crisis porque acá no hay jefes, no hay diferencia, trabajamos todos por igual. Quizás al no tener tanta infraestructura administrativa pudimos estar más aliviados pero todo tiene un limite, esta situación no se puede prolongar mucho más en el tiempo.

-Desde el sector de Fernando Casset están analizando municipalizar el servicio ¿qué opinas sobre eso?

-He leído una nota periodística donde supuestamente el candidato Casset tendría esa propuesta. Llegado el momento verá como lo implementa. Yo lo que se, que tengo más de 40 años en esto, es que no ha prosperado en ninguna parte pero tal vez Casset tenga la respuesta. ¡Bienvenido! Nosotros siempre vamos a estar para colaborar. Yo no lo veo viable, pero uno nunca sabe. .

-Sostuvo que «los lujanenses no pueden ser rehenes de ningún interés sectorial»

-Habría que pedirle a Casset que amplíe su concepto. Yo no he tenido oportunidad de hablar con él. Pero estoy dispuesto a dialogar con quien sea. Tienen que tener en cuenta que cuando hablan de «interés sectorial» se refieren a la 11 de junio como una gran empresa con una estructura enorme. La 11 de junio subsiste porque el interés sectorial nuestro es trabajar las 24 horas para la empresa y muchas veces no llevarnos ni un peso. Hay muchas cosas que se ignoran o tal vez no las ignoran tanto pero el discurso político queda más lindo así.

¿Cuáles son las medidas que se deben tomar para solucionar esta situación?

-Principalmente es un tema de actualización de costos. Hay que actualizarlos y que la secretaria de Transporte compense la diferencia real del costo que tienen las empresas para operar. El otro tema es que haya otro tipo de distribución de las compensaciones para las empresas chicas y que nos deje sobrevivir a todos poniendo un mínimo de porcentaje de compensación a distribuir más allá de la demanda.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí