El sistema de fotomultas fue aprobado por Cambiemos en la última sesión del Concejo Deliberante. Con la mayoría automática el oficialismo habilitó el negocio a la UTN y CECAITRA. El factor estacionamiento medido, en un trueque mano a mano. Don Torcuato y Chivilcoy, los lugares de pago para los lujanenses.

Desde enero el Ejecutivo intentó aprobar la ampliación del sistema de fotomultas en el partido de Luján. Meses atrás, y con una sesión que terminó sin quórum, quedó imposibilitada la habilitación pero desde el lunes tanto la Universidad Tecnológica Nacional con CECAITRA pueden celebrar ya que se Cambiemos consiguió la aprobación. “En el año 2017 al municipio le ingresó por fotomulta solamente 20 millones de pesos cuando en total se recaudaron 100 millones de pesos a través del convenio y en lo que va del año van 10 millones. Esto es obsceno”, expuso la oposición en palabras de César Siror.

“Este proyecto es perjudicial para los vecinos de Luján y para el municipio. Y ¿por qué le queda un 20 por ciento al estado municipal Teniendo en cuenta que Mar del plata negoció un 50 a favor de la comuna? El argumento es amortizar el capital. Nosotros sostenemos que -entre otras cosas- que la recaudación podría ser mucho mayor, pero no negociando con estas empresas, sino que se podría tener una importante fuente de ingreso explotando nosotros mismos el sistema”, complementó Gabriel Jurina.

La UTN y el municipio todavía tienen otra historia que resolver. Es que frente al conflicto desatado por la aplicación del Sistema de Estacionamiento Medido la oposición presentó un proyecto de Resolución dirigido a la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, “ya que el Decreto N° 759 firmado por el Intendente Luciani vulnera las atribuciones propias de Honorable Concejo Deliberante”.

El acuerdo, expresan en pasillos, era el intercambio: la aprobación de la nueva ordenanza por fotomultas a cambio de un sistema de estacionamiento medido que quedó fuera de línea en algunas áreas, por caso la terminal; y en el marco de un convenio del cual se incumplieron la mayoría de las tareas pactadas entre las partes.

La lista de las nuevas disposiciones establecen, como primera medida, sensores para el control de la violación de semáforos en rojo en las arterias. Desde la UTN recomendaron disponer 2 en la Avenida Carlos Pellegrini, 1 en Avenida Fernández Beschtedt; y 1 en cada esquina de: San Martín y Güemes, Avenida Avellaneda y General Paz, Avenida Fray Manuel de Torres y Avenida Roca.

En tanto los controladores de velocidad (cinemómetros) fijos se proyectan 2 en la Avenida Fray Manuel de Torres; 2 en la Ex Ruta 7 (cruce Camino a Carlos Keen) y 2 en la RP 192 o la ex RN 5 a la altura del barrio San Antonio.

Asimismo existe un pedido por el municipio para colocar adicionales: 2 en calle Las Tipas y 2 en calle Doctor Muñiz, ambas en Pueblo Nuevo; 1 en Avenida Julio A. Roca y RN 7 y 1 en Ruta 47 altura country Arroyo Dulce.

El otro punto clave del proyecto es la instalación de balanzas, las cuales se colocaran sobre la ruta 6, entre los puentes de la ruta 5 y 7.

Así las cosas desde la votación que logró el bloque Cambiemos se extendió un año más la repartición del 80% ambas entidades (UTN-CECAITRA) y la provincia (DPPSV), con lo que el el municipio de Luján se quedará solamente con el 20%.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre