A media persiana: en Luján los comercios abren a pesar de las restricciones

Desde Provincia no autorizaron la apertura de comercios pero en el centro empezó a haber movimiento. Desde el municipio insistieron en que "la actividad no está permitida".

El centro comercial empezó a mostrar actividad en medio de la pandemia. Tras varias semanas con las persianas bajas muchos comerciantes decidieron abrir y atender desde la puerta de los locales además de sostener la venta online.

Mesas bloqueando el ingreso al local, barbijo y alcohol en gel en el mejor de los casos es ahora la imagen repetida al pasar por San Martín o por Mitre. El permiso no está avalado por las autoridades sanitarias, sin embargo los comerciantes optaron por cortarse solos tras insistir en el municipio durante la semana.

Cerca de 40 comerciantes sorprendieron a funcionarios en el municipio reclamando la apertura con medidas de cuidado y mantuvieron una reunión con el secretario privado del intendente, Abel Rauch y el director de producción y comercio, José Guibaud en el Museo Udaondo.

Los funcionarios informaron a los comerciantes que los pedidos fueron enviados a Provincia como establece el protocolo pero desde La Plata bajaron el pulgar. Luján es zona de circulación comunitaria del covid-19 y no permitirán la apertura de comercios más que en barrios y localidades, los llamados “de cercanía”.

Desde el rubro comercial manifestaron sus quejas por esto y también por la venta de productos “no-esenciales” en supermercados como Carrefour, Vea y Walmart. En ese sentido, Guibaud explicó que está en marcha la elaboración de un decreto para limitar la venta de productos que no sean considerados esenciales en el partido de Luján y así reducir la competencia desigual.

Facturas de luz elevadas, gestiones con la Cooperativa Eléctrica para prorrogar pagos y otros aspectos que hacen al balance negativo de los comercios también fueron temas de la improvisada reunión aunque los funcionarios aseguran que “dentro de la ley todo, fuera de la ley nada” respecto a la posibilidad de apertura.

De todos modos, para el viernes fueron varios los locales que abrieron sus puertas en la zona céntrica, acordando entre marcas un horario común de 9 a 14 hs. En su mayoría los comerciantes reconocen la falta de encuadre a la hora de abrir pero priorizan el argumento de la necesidad de volver a recibir ingresos.

En el rubro comercial también es dispar la situación contractual de empleados. Hay quienes están en regla y otros que no respecto a las condiciones de laburantes. La apertura de locales fuera de la normativa pone en situación de desamparo a todos los laburantes por igual. Ni las obras sociales ni la ART reconocerán ninguna eventualidad, ya que “en teoría” no podrían estar trabajando.

Por último y a pesar de todas las irregularidades, tal y como lo explica la situación económica local y regional, las ventas son mínimas y no alcanzan a cubrir los gastos corrientes.

spot_img
<
spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

4,842FansMe gusta
4,232SeguidoresSeguir
782SeguidoresSeguir
1,034SeguidoresSeguir
166SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.