Foto: Julieta Brancatto

El Teatro El Galpón festejó la reapertura de su sala de teatro este 24 y 25 de noviembre con el estreno de Ala de Criados. Luego de la función los espectadores compartieron un brindis y baile junto a actores y organizadores del espacio cultural.

Este sábado 24 y 25 de noviembre quedó inaugurada la sala del Teatro El Galpón luego de un parate para reacomodar el escenario, luces y barras del espacio cultural. A función llena El Galpón inició su ciclo de obras de teatro con el estreno de “Ala de Criados”, una obra de Mauricio Kartún, con la dirección de Liliana Motto y las actuaciones de Javier Cassini, Darío Scarnatto, Julia Suescun y Matías Tagliani.

“Terminamos el escenario, que fue todo un logro, lo vestimos para teatro, le pusimos la parrilla de luces, que eso lo teníamos afuera. Estamos todos los días para mejorarlo” explicó Liliana Motto.

“Ala de Criados”, la obra con la que decidieron reestrenar la sala, se enmarca en el contexto de huelgas y represión de la Semana Trágica de 1919. Los cuatro protagonistas de la obra se encuentran en un club de Mar del Plata donde transcurre una historia de juego de poder y deseos la cual enfrenta a dos universos opuestos: el de los señores y el de los criados. Finalizada la obra Hernán Rebottaro y amigos acompañaron la noche con música para festejar las buenas noticias y este nuevo ciclo que comienza.

A puro esfuerzo el teatro sostiene una oferta cultural independiente para todos los lujanenses. “Esto lo sostenemos con el laburo diario. Todo lo que generamos va para la sala. Todos aportamos, desde llevar los baldes de arena hasta la pintura. Todo se hace a pulmón. Además tenemos socios que nos ayudan con una cuota de cincuenta pesos y la comunidad que siempre nos da una mano” sostuvo Motto.

Las funciones seguirán en el Teatro El Galpón el próximo fin de semana de diciembre con el estreno de la obra “Libranos del mal”, una representación de Mario Esper, otro integrante del teatro, con la dirección de Liliana Motto y la actuación de Laura Novillo y Martín Taboada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre