En conferencia de prensa, trabajadoras y sindicalistas denunciaron irregularidades en la colonia Montes de Oca. Todos los testimonios apuntan a la directora Granato y al secretario de UPCN, Horacio Bellido. “Hay una cacería de brujas”, expresaron.

Che boluda de acá, fíjate no seas boluda de allá. El trato chabacano por parte del sindicato aparece en los testimonios como primeras advertencias. Pero más tarde se convierte en amenazas, aprietes y hasta denuncias contra las propias laburantes que se animan a dar un paso al frente en la fiesta que se dan directivos y gremialistas en la Colonia Montes de Oca.

La gestión de Rosana Granato en la Dirección de la Colonia de Torres aún no cumplió tres años pero ya acumula un sin fin de denuncias del personal de la institución y del gremio ATE. Aunque estuvo cerquita de quedarse sin el cargo de mandamás luego de la última causa penal que se abrió contra ella, zafó y apañada por pesos pesados de la política de Cambiemos y -como insisten los testimonios- “con la complicidad del sindicato UPCN continúa”, en lo que varias trabajadoras definieron como una “cacería de brujas”.

Quienes la describen aseguran que maneja la colonia de Torres con la mima impronta que cuando fue jefa de servicio penitenciario. “Trata a los pacientes como presos y a nosotros nos dice ‘negros colonieros'” remarcan las trabajadoras.

Cansadas, indignadas pero sobre todo valientes seis mujeres convocaron a la prensa lujanense para destapar la olla y actualizarnos el estado de situación en el que se encuentra la Colonia Montes de Oca.

Ladran Sancho y el Civismo fueron los únicos medios que se hicieron presentes para ampliar las voces de las mujeres que se niegan al disciplinamiento de la corona. El secretario general de ATE Luján, Jorge Zabalo; el secretario Gremial del mismo gremio a nivel nacional, Mario Muñoz, los concejales peronistas César Siror y Silvio Martini también estuvieron presentes.

“Estamos acá porque hay irregularidades en Montes de Oca, maltrato al personal y abandono a los pacientes. Está gestión se caracteriza por la persecución laboral. Hay gente en el otro gremio que ayuda o cogobierna con la dirección de la Colonia en desmedro de los trabajadores y la atención de los pacientes” introdujo desde el salón de actos de ATE, Jorge Zabalo.

Rosana Granato suma más denuncias que elogios a tres años de asumir al frente de Montes de Oca.

Ellas, las valientes

Graciela, coordinadora de la Secretaría de Comunicación Estratégica:

“Por una resolución que salió hace pocos días se cerró el área de Comunicación después de intentar transferirme de área. Me cortaron abruptamente la licencia por estrés y desde la junta médica me dijeron que llamaron de la Colonia para que vuelva. A mi no me pueden sacar por fueros gremiales por eso decidió Granato cerrar el área. Vengo desde hace mucho tiempo acompañando a mis pares en sus causas y además en la colonia ya no quieren gente de ATE. Granato estuvo a punto de salir, la doctora Dominguez ya había pedido todos los permisos para asumir el 4 de febrero pero no sabemos cómo esto quedó invalido y después empezó una caceria de brujas que dura hasta hoy. A la compañera Ortiz la quisieron doblegar con su situación de salud y a mi también con la discapacidad de mi hija. Están utilizando situaciones personales y de salud para tratar de maniobrar, estamos dejando nuestra salud en Montes de Oca”.

Gina, jefa de Servicios Generales:

“En noviembre de 2017 me operaron de cáncer de mama. Entre quimio y quimio empiezo a discutir porque empezamos a notar que faltaban oficiales de seguridad por el servicio privado. Me negué a firmar un remito, escribí lo que sucedía e informe al Ministerio. Ahí empezaron los aprietes, primero con Sergio Vinuessa que era mi jefe que me dijo textualmente ‘no seas boluda. Firma que en esto estoy yo, el negro, la directora y Rodriguez Chiantore’. Con la directora vino el segundo apriete cuando me pidió que entregue el puesto. Cuando fui a UPCN porque soy afiliada tuve las mismas respuestas pero con más agresiones. ‘Dejate de joder que acá si tenes oxigeno es porque yo te lo doy’ me dijo Bellido. Después de un tiempo vinieron por mi puesto con una resolución. Faltan muchos compañeros pero yo entiendo que tienen miedo y no es fácil. No queremos comprometer a nadie. Realmente es una cacería de brujas lo que pasa en la Colonia. Grantatto está desencajada”.

Sonia, ex empleada y madre de un paciente fallecido:

“Hablé con Bellido y me dijo que estando yo ahí qué mejor que internar a mi hijo ahí y a los tres años murió por el abandono. Lo tuve 30 días en una morgue y la directora me dijo ‘esto te puede pasar en tu casa también’. Y no es así, en la Colonia hay negligencia porque UPCN permite cualquier cosa y yo se lo dije al juez de la causa que si no ponen un freno a esta locura se van a seguir muriendo los chicos como pájaros. El día que fui a buscar el cuerpo de mi hijo me quisieron hacer firmar un memorándum, por favor. Tuve amenazas, carta documentos pero yo interné a mi hijo y me lo mataron. 34 años trabajé en la Colonia y hablé muy poco pero ahora ya no me importa nada, tengo a mi hijo en un cementerio.

¿Qué pasa en Montes de Oca? El 80 por ciento de las licencias son por estrés por maltrato laboral.

Andrea, supervisora de Servicio:

“La Colonia es de los pocos lugares en los que se trabaja como ‘operador’ en lugar de enfermeros. La ley de enfermería no avala que se trabaje de esa manera pero hace un tiempo las falencias y las irregularidades son demasiadas. Yo empecé a informarlas, hice un memorándum para mis superiores. Entonces a los pocos días Bellido me gritó desde la puerta de UPCN que ‘acá, el que corta el bacalao soy yo y se hace lo que yo digo’. Porque toda la información pasa primero por UPCN y luego a la Dirección. Ponen y sacan gente. Me sacaron a una licenciada en enfermería de mi servicio. Cuando armé actas y escritos se me vinieron encima. Bellido me insultó y tuve miedo por mi hijo porque estoy separada porque vivo sola con el. Antes podíamos laburar un poco mejor con las pacientes, pero ahora hicieron reformas y unieron pabellones. Tuve que pedir baños químicos para un segundo baño para no bajar continuamente las escaleras con pacientes con discapacidades y terminé pidiendo un balde para que hagan sus necesidades. He ido a trabajar hasta con mi hijo chiquito a trabajar al pabellón pero no valió de nada. Salí de licencia, medicada por depresión. Y me llovieron las cartas documentos y los informes de Granato. Me sacaron, sin inventariar lo que corresponde a mi área y sin justificación. Cuando intenté averiguar por mi situación un doctor me dijo ‘si cree en Dios, rece'”.

Gabriela, ex empleada y madre de una paciente fallecida:

“Estas cosas no son aisladas. Es lo que caracteriza a la gestión de Granato. Mi madre fue muchos años enfermera y tras un trastorno bipolar terminó internada con un abandono total. Literalmente se les pasó una neumonía y le faltaba medio talón. La Colonia se caracteriza por falta de humanidad. Cuando empecé a reclamar atención me respondieron con la persecución laborar y a poco de fallecer mi madre me despidieron. Han tenido hasta secuestrada la historia clínica de mi madre. Han pasado cosas tremendas. Cuando me citaron en la justicia, salia Granato del despacho de la jueza. Tienen total impunidad. Si hoy acá hay poca gente es porque hay mucho miedo. Poner en riesgo el laburo en este contexto no es fácil pero hay cosas que tienen que salir a la luz por las trabajadoras y por las pacientes”.

Silvia, operadora auxiliar:

“Lo mio es acoso laboral. Me denunciaron diciendo que iba a trabajar con un arma y que amenazaba a mis compañeras de turno. Para mi fue un valde de agua fría porque nunca tuve un conflicto con mis compañeras y UPCN cajoneó la causa. Bellido me dijo ‘no la mandamos a fiscalía para no perjudicarte’. Esto es un circo, ¿cómo van a comprobar que yo tenía un arma?. Quise salir de licencia con todo esto. Estuve tres meses hasta que me llamó Bellido y me dijo que empezará a trabajar o no me renovaban el contrato. Así que tuve que volver a trabajar, pedí el alta y volví”.

El relato de las trabajadoras pone sobre la mesa el accionar del sindicato por encima de la Dirección. La dupla Bellido Granato está en el ojo de la tormenta y de a poco se rompen los silencios temerosos. El gremio deberá tomar nota y elegir si pagar el precio o romper con Granato. Tras tanto dolor y sin nada que perder, la marcha de las mujeres es imparable.

Publicidad

2 Comentarios

  1. Muchas veces periodistas honestos y jóvenes, son engañados por gente deshonesta, que cometió graves hechos de corrupción, robo, aprietes a sus empleados y compañeros cuando ejercieron el poder, etc. y ahora bajo la cobertura de un gremio pretenden ser adalides de la justicia. Por favor señor periodista escuche otras voces, busque pruebas y constancias concretas que en la colonia y en el pueblo de torres va a encontrar. Pregunte como se hicieron algunas casas de esa gente que está en la foto. Si pueden justificar sus gastos, si han negociados con cosas de la colonia con un corralón del pueblo a cambio de materiales. No se de engañar. Salve su profesión, apunte a la verdad, toda la verdad, no solo una partes sesgada. Sólo espero que no lo haga por un sobre por debajo de la mesa, como estaba acostumbrada a recibir una de las personas que está también en esa foto. Si investiga verá que sorpresa se va a llevar!!!!

    • cuanta verdad en tus palabras no voy a dar nombre pero alguno sabe bien de lo que hablo pacientes que obligaban a vender tortas fritas y se le quedaban con el dinero dormian sin sabanas por las usaban para hacer manteles y venderlos intento de suicido de paciente por no vender tortas la cual quedo postrada de por vida y las fotos que circulan por otros lugares son viejas . persecuciones hace 28 años trabajo alli y gente que nunca cumplio habla mal de la institucion . 6 meses de trabajo y sacr carpeta psiquiatrica corresaponde la baja del contrato hablar por hablar es malo y te juega en contra muerden la mao a quien les dio de comer ESTOY MUY ENOJADA CON QUIEN CRITICA . hacerce cargo de lo que cada uno hace mal es mas inteligente y ser lider no te hace buena persona

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre