Por la falta de ventas y una gran acumulación de stock, Cerámica Cortines decidió suspender la producción por 90 días a partir de mayo. El acuerdo se firmará el 25 de abril en la delegación del Ministerio de Trabajo de Luján.

Nuevamente la crisis económica impacta de lleno en una industria lujanense. En esta oportunidad es la fábrica Cerámica Cortines la cual decidió frenar la producción a partir de mayo. Entre operarios y personal administrativo serán cerca de 320 trabajadores que se quedarán en casa durante los próximos tres meses.

Dos de las tres plantas de producción de Cerámica Cortines frenará su producción desde mayo, mientras que la tercera, la más moderna y que posee la mayor cantidad de ventas, suspenderá la fabricación a partir del mes de junio. Será un grupo reducido el que seguirá trabajando cotidianamente y parte del personal de mantenimiento.

Los y las trabajadoras suspendidas cobrarán un 90 por ciento del sueldo bruto, el primer ofrecimiento de la empresa había sido un 70 por ciento para quienes se desempeñan con turnos rotativos, mientras que no se les pagará las cargas sociales a excepción de la obra social. La única excepción de ese arreglo serán los trabajadores a los que sólo les resta tres años para jubilarse, los cuales contarán con el pago de la jubilación durante los meses de suspensión.

Además de las suspensiones, los trabajadores venían percibiendo el sueldo en cuotas y fuera de los cuatro días hábiles tal como lo establece la Ley de Contrato de Trabajo. Desde diciembre y con más frecuencia luego del periodo de vacaciones, se fue retrasando el pago de las quincenas.

Desde la patronal informaron a los laburantes que la medida se debe a un freno brusco en la venta de producción y una gran cantidad de stock. Durante el 2018 la empresa tuvo un récord de venta de entre 800 y un millón de metros mensuales. Sin embargo, en sólo tres meses de producción en 2019 la empresa acumuló un total de 2 millones metros de cerámicos. Al parate en las ventas se les suba la dificultad de producir con los altos costos de la energía eléctrica y el gas.

La medida ya se había producido en el año 2017 en dos oportunidades y durante el 2018 también. Suspensiones que parecen naturalizarse entre los trabajadores que consideran la medida como «algo de todos los años».

Los empleados ya comenzaron a firmar las planillas de suspensión y el acuerdo entre el sindicato, los trabajadores y la empresa será refrendado el próximo 25 de abril en la delegación de Ministerio de Trabajo de Luján.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre