Este Sábado desde las 15.00hs en la Plazoleta Madres de Plaza de Mayo (Dr. Real y Belgrano) se realizará un encuentro para conmemorar los 40 años de la primera ronda de Madres. La convocatoria tomará un especial matiz dada la aprobación del beneficio de 2×1 para represores y el pedido de «reconciliación» por parte de la conferencia episcopal.   

El 30 de abril se cumplieron 40 años de la primera ronda que las Madres dieron en Plaza de Mayo y representantes de las organizaciones de derechos humanos de Luján estuvieron presentes en capital. Motivo por el cual será este sábado 6 de mayo desde las 15hs la actividad en Luján con la presencia de Anita Aguirre y Rosa Palazzo.

Desde el Movimiento de Trabajadores Excluidos se dieron la tarea de acondicionar la plazoleta y sumar bancos y una mesa durante esta mañana.
La convocatoria tomará un especial matiz siendo que el pasado miércoles se conoció que la corte suprema aprobó el 2×1 para el represor Luis Muiña. En pocas horas varios condenados solicitaron el recurso. El represor Víctor Gallo, condenado por apropiación ilegal en el juicio por plan sistemático de robo de bebes durante la última dictadura y el apropiador de Victoria Donda, ex prefecto Juan Antonio Azic son algunos de los casos que rápidamente se conocieron aunque se estima que cientos de represores sin condena firme podrían solicitar el beneficio del 2×1.
El fallo aprobado por decisión de mayoría, con la firma de Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti y en disidencia por el Presidente de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti consiste en computar doble los días que los detenidos pasaron sin sentencia firme a partir del segundo año de detención.
A la novedad que trae la justicia argentina se suma el pedido de «reconciliación» emitido por la conferencia episcopal. Lo que también implicó el rechazo generalizado de las organizaciones de derechos humanos y salvo el partido de gobierno, todo el arco político.
A propósito de esto, Analia Gómez de la Comisión de Familiares y Amigos de Detenidos Desaparecidos de Luján reflexionó al aire de Ladran Sancho que «claramente es un retroceso en el proceso de memoria, verdad y sobre todo justicia que se venia logrando en los últimos años a partir de la anulación de los indultos y las leyes de obediencia debida y punto final. Así que hay que redoblar la lucha para que los genocidas y los cómplices civiles cumplan cárcel común (…) Nuestra historia reciente atraviesa nuestro presente. es una lucha cultural no solo por hacer memoria sino seguir contando la verdad. Solamente haciendo memoria podemos generar para que los episodios vinculados a la dictadura militar nunca más tengan lugar».

Analia da algunas pinceladas sobre lo que fue la ronda por los 40 años de aquella fundacional en plaza de Mayo y destaca el rol de la juventud. Cuenta que «nuestras madres en Luján, Ana y Rosa siempre nos dicen que quienes deberán continuar la lucha son los jóvenes» y extiende la invitación para este sábado a toda la comunidad.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí