Este fin de semana se realizó el 3° Encuentro Nacional de Mujeres Sindicalistas en Huerta Grande, Córdoba. El mismo contó la presencia de trabajadoras de Luján, Gral. Rodríguez y la zona, quienes destacaron la unidad y sororidad en pos de la conquista de derechos e igualdad laboral y sindical.

El sábado más de 800 mujeres sindicalistas de más de 100 sindicatos de todas las provincias del país, se aglutinaron en la sede hotelera de la Unión Obrera Molinera, bajo la consigna de trabajar “en unidad contra el ajuste y el FMI”.

“Nosotras estamos convencidas de que con estas banderas defendemos a nuestras organizaciones y conducciones. Por eso nos volvimos a reunir en este tercer encuentro, para profundizar la unidad y continuar con esa fuerza que es tan necesaria para hacerle frente a este gobierno profundamente neoliberal y patriarcal”, expresó la delegada de Atilra Andrea Herrera.

La apertura, ordenada sobre la discusión sobre la federalización de las mujeres sindicalistas, contó con un panel donde estuvieron Ana Cubilla, secretaria General del Sindicato Único de Obreros Rurales de Misiones (SUOR); María Lazzaro, secretaria General del Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP); María Bertino, secretaria de Derechos Humanos, Género e Igualdad de la Asociación Bancaria Seccional Córdoba; y María Urueña Russo, tesorera del SITRAJU y secretaria de Derechos Humanos de la CGT seccional Tucumán.

Posteriormente se le dio lugar al trabajo en comisiones, donde cada una de las trabajadoras eligió dónde participar para dar su debate y discusión. “Se trabajó sobre cuatro ejes fundamentales: la participación sindical, laboral y política de las mujeres; las violencias y cómo las mujeres luchamos para erradicarlas, sea de género, laboral, institucional, política, etc.; estrategias y el rol clave de la organización del movimiento de mujeres para resistir el modelo económico de ajuste que lleva adelante el Poder Ejecutivo Nacional, y la solidaridad entre compañeras en cada una de las luchas”, explicó Herrera.

Según las trabajadoras presentes, el punto clave más destacado en el debate fue el de igualdad, donde se habló sobre la equidad de género. Cabe destacar que a lo largo de este año las mujeres sindicalistas estuvieron trabajando en un proyecto de ley presentado por la referente del espacio y diputada Nacional Vanesa Siley. El conflicto se dio con el Poder Ejecutivo Nacional que a principio de año presentó otro proyecto para generar conquistas en la “igualdad de género y de oportunidades entre las mujeres y los hombres”.

En un frente de unidad, las mujeres de las distintas centrales obreras denunciaron que se trata de una “reforma laboral encubierta” y por eso avanzaron con un proyecto propio que durante el 3° Encuentro Nacional de Mujeres Sindicalistas recogió el apoyo de distintos sectores y será llevado a la Cámara de Diputados el año próximo.

Para el encuentro fue clave el programa de la Corriente Federal de los Trabajadores, que en su punto N°27 expresa que “Vivas, libres e iguales nos queremos. Se requieren políticas públicas (de los tres Poderes del Estado) destinadas a: I) eliminar todo tipo o modalidad de violencia, tanto simbólica como física, hacia la mujer y II) eliminar cualquier motivo que obstaculice o discrimine a la mujer en el ámbito social, económico, laboral, cultural y/o político. Abordar la prevención y concientización social en ambos aspectos. Entendiendo desde un sentido transversal la perspectiva de género, este programa en su totalidad será siempre entendido, interpretado y aplicado con dicha visión”.

Bajo esta premisa, la referente de las Mujeres Sindicalistas, la diputada Nacional Vanesa Siley destacó en el cierre de la jornada que “el feminismo va a vencer con justicia social. Todos los días vamos a trabajar para tener un gobierno que defienda a las trabajadoras y trabajadores argentinos, así como para que todas las trabajadoras -y más si son feministas- estén afiliadas a sus respectivos sindicatos”.

“Cuando una mujer avanza dentro de su organización sindical, ningún hombre retrocede. Sino al contrario, la organización es la que crece. Nosotras democratizamos nuestras organizaciones, nosotras mismas vamos a pelear por nuestro cupo femenino, sabemos que estamos capacitadas para ocupar los lugares de toma de decisiones, y como decimos siempre ‘donde haya una delegada en cualquier lugar del país, vamos a estar todas porque nos abramos entre nosotras’. Esa es la sororidad que tenemos. Somos compañeras, somos hermanas de lucha” resumió la delegada del sindicato lechero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre