Tras un mes de los despidos en pensiones se acumulan los perjuicios de pensionados y discapacitados de Luján. Desde el gobierno no pueden garantizar la prestación de servicios, ni gestiones para reincorporar a las trabajadoras. Mientras, la emergencia en discapacidad espera reglamentación.

El miércoles estalló en medios y redes la noticia del pensionado que intentó suicidarse. Desde que el gobierno nacional emprendió decididamente el vaciamiento de Pensiones cargándose cientos de trabajadores, son miles los tramites trabados. Y tras los expedientes, las historias de vida de pensionados, discapacitados y trabajadores despedidos.

En un contexto desolador, en las últimas semanas poca prensa han tenido las trabajadoras que luchan por restituir los derechos vulnerados. Se trata de las cuatro despedidas de Pensiones en la sede de Luján, que es cabecera de otros seis distritos.

Un mes cumplieron como despedidas y, desde aquel grito de “hoy comienza la lucha” a ésta parte, han dado pelea contra una gestión que padece miopía social. Lograron que el poder legislativo local resuelva facultar al intendente Oscar Luciani y al presidente del Concejo Deliberante, Fernando Casset para que encabecen una comitiva encargada de pedir en organismos nacionales la reincorporación de las trabajadoras; sumarlas a la planta municipal en caso de fracasar las gestiones y declarar la emergencia en discapacidad por 365 días.

La misiva que Luciani envió a la vicepresidenta Gabriela Michetti reconoce que «la desvinculación de las trabajadoras afecta directamente los beneficios que se gestionan en la zona de influencia» y solicita «revaluar la decisión tomada». Sin embargo, las trabajadoras remarcaron que no son nombradas en el texto y que el intendente incumplió con el acuerdo de solicitar una entrevista en la que participaran las despedidas.

Los reclamos acompañan la salida del intendente a la orquesta de la estación. Foto: Victoria Nordenstahl

En tanto el presidente del Concejo Deliberante, Fernando Casset según el Art 3 de la comunicación aprobada debe formar una comitiva que incluya a las trabajadoras y busque soluciones inmediatas y urgentes. Pero estando al frente de las gestiones, no recibe ni atiende por teléfono a las ex trabajadoras de pensiones. Asegura estar trabajando para lograr una audiencia, sin éxito todavía.

Respecto a la declaración de emergencia en discapacidad por 365 días nadie se preocupó por reglamentarla. Por eso las cuatro laburantes desvinculadas de pensiones y representantes del Colegio de Trabajadores Sociales, se hicieron presentes en la Comisión de Salud para encarar el texto que fundamente la emergencia. Fueron recibidos por la concejal Marcela Manno quien reconoció las falencias de la gestión que integra respecto a los acuerdos alcanzados, se lamentó por las deudas con las trabajadoras y los pensionados y discapacitados de Luján pero no arrimó solución alguna.

El despido de las trabajadoras obedece al vaciamiento del área de pensiones. Al cumplirse un mes, la situación se agrava. Cientos de expedientes trabados, gestiones suspendidas y la amenaza latente, ante la falta de pagos para rehabilitaciones, traslados escolares para discapacitados y otras prestaciones para vecinos de Luján. En la puja, las trabajadoras militan su reincorporación y las garantías de los derechos vulnerados.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí