Foto: Prensa CTEP

Lujanenses de barrios populares comenzaron a recibir sus certificados de viviendas. Referentes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular que participan del censo los acompañaron en la entrega. Al salir, los vecinos destacaron la importancia del logro obtenido y se mostraron felices.

A fines del año pasado un variado conjunto de organizaciones sociales encabezado por la CTEP, impulsó el reconocimiento jurídico para barrios populares que incluye a 13 barrios de Luján y otorga el Certificado de Vivienda Familiar. Hoy se empezó la entrega de los mismos por lo que se originó gran alegría en los vecinos que esperaban por un reconocimiento.

Este importante documento sirve de título suficiente para la acreditación de domicilio legal o fiscal ante cualquier autoridad pública nacional, provincial o municipal, entes y empresas privadas y permite solicitar y acceder a servicios públicos como agua corriente, cloacas, energía eléctrica, red de gas natural.

Pedro Vargas (CTEP), coordinador regional en el revelamiento de barrios populares acompaño a varias de las familias a recibir su certificado. Tras la entrega explicó que “es una doble alegría porque los vecinos van dignificando su vida, van organizándose para tener mejores condiciones en el barrio y por otra parte vemos que el trabajo de las organizaciones está dando sus frutos”. Vargas anunció que el trabajo continua fuertemente abocado a la difusión de la entrega del certificado para que los vecinos censados puedan retirarlo en la oficina de Anses.

17 años después: el caso Yoli

Foto: Prensa CTEP

Empujada por la crisis del 2000 Yoli dejó su vida en el campo para empezar de nuevo en una humilde vivienda en la que se pudo instalar en el Barrio San Fermín. Tras 17 años logró que el estado, empujado por las organizaciones sociales, certifique formalmente su domicilio. Con el certificado en mano, entusiasmada comentó que siente “una gran emoción, lo busqué durante mucho tiempo porque cada vez que quiero hacer un tramite tengo que buscar abogados y emprender el papelerío porque sin reconocimiento te ponen muchas trabas”. Yoli agregó que los certificados de domicilio entusiasman a todo el barrio con la posibilidad de gestionar servicios básicos como gas y agua corriente con los que no todos los vecinos cuentan.

Los casos como el de Yoli se suman de a centenas en Luján, en su mayoría vecinos que desde hace 10 ó 15 años viven en los barrios más populares sin un reconocimiento legal de su domicilio y las dificultades que esto implica. Por eso no disimulan su emoción a la salida de Anses con su certificado en mano y entre abrazos con los integrantes de las organizaciones sociales que empujaron los suficiente para generar las condiciones y continúan el acompañamiento con las familias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre