Lo sostuvo el edil Facundo Romero al referirse a la resolución aprobada por el Concejo Deliberante. En la misma, se solicitó a la Corte Suprema de Justicia provincial que intervenga para resolver la superposición de legislación que existe alrededor del estacionamiento medido. ¿Se paga o no se paga?

      2017-09-19 F.Romero

Luego de que pasaran los 45 días reglamentarios para que la comisión de legislación se pronunciara sobre el proyecto de resolución presentado por el Interbloque peronista, al no haber respuestas volvió al HCD para ser tratado. Fue aprobado por mayoría simple y ahora la justicia será quien se expida sobre la vigencia del sistema de estacionamiento medido.

Al aire de Ladran Sancho Facundo Romero argumentó su posición, haciendo un breve repaso de los hechos: “Este proyecto de resolución fue presentado en junio. Surgió porque el Intendente Oscar Luciani firmó el decreto 759/17 que alteró el artículo 2 de la ordenanza que ya había votado el HCD en diciembre, la cual establecía que el estacionamiento medido tenía un plazo de noventa días para aplicarse en la zona histórico-basilical. Caso contrario, se caería el sistema en todo el partido de Luján”, sostuvo el edil.

Al haber dos legislaciones diferentes que, por otro lado se contraponen, la situación no es fácil de entender para los vecinos que no tienen claro si el sistema de estacionamiento está vigente o no. Lo cierto es que funciona y las multas a los infractores se cobran.

En este sentido el concejal señaló que “lo que nos preocupa es que desde el 27 de marzo se están cobrando multas cuando la ordenanza no está vigente, por lo tanto creemos que hay una responsabilidad de Intendente, por un lado por atribuirse facultades del poder legislativo y por otro lado, por cobrar multas con un estacionamiento medido que consideramos que no esta vigente. Por eso esperamos una respuesta rápida por parte de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Buenos Aires”, explicó quien protagonizó el debate ante Fernando Casset en la sesión del lunes.

“Para el 27 de marzo, al cumplirse los noventa días estipulados, el Departamento Ejecutivo no había cumplido con la ordenanza y su vez, el 4 de mayo el Intendente firmó el decreto reglamentario que alteró no sólo la ordenanza sino también las facultades del poder legislativo. Por eso planteamos que existe un conflicto de poderes y que el Intendente se está atribuyendo facultades propias de los concejales”, agregó Romero.

Desde el departamento ejecutivo sostienen que se iniciaron reuniones con los cuidacoches para poder generar puestos de trabajo que sean de sustento para las 30 familias que están relacionadas a esta actividad y que con la implementación total del sistema de estacionamiento medido, su espacio laboral se vería afectado. Sin embargo, desde el interbloque peronista señalaron que “no vimos ningún tipo de intención de solucionar el problema con los cuidacoches de la zona histórico-basilical”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre